La democratización de la compra inmobiliaria: Una realidad que ya llegó a Chile

La democratización de la compra inmobiliaria: Una realidad que ya llegó a Chile

Si bien es una tendencia que se da en algunos países europeos y en Estados Unidos, en Chile recién está penetrando como una nueva y real alternativa a través de LARES.

Cada vez son más las personas que han pensado en adquirir algún bien raíz con la misión de invertir y planificar su futuro. Si bien la oferta es variada, siempre hay trabas que impiden hacerlo. Algunas de ellas son las altas sumas de dinero que se debe tener, dificultades bancarias, trámites, gastos extras e información difusa entre todos los actores del ecosistema. Sumando y restando, estos últimos años la compra de propiedades se ha vuelto cada vez más compleja.

Actualmente, las personas que han invertido en viviendas lo han hecho corriendo riesgos elevados: alta exigencia de pie, dividendos abusivos, sumadas a otras prácticas que en las próximas notas analizaremos en detalle. Además, muchos olvidan que a pesar que están pagando mes a mes un dividendo, el banco queda con la potestad de la propiedad hasta que no terminas de pagarla completamente.

La verdadera realidad es ignorada. Ya que siempre se pensó que con el simple pago de arriendo de un inquilino, esa propiedad se pagaría sola… o mejor dicho, cubriría el total del dividendo, pero no es tan así, dado que pocas veces se tienen en cuenta los posibles costos extras que surgen: como las contribuciones, impuestos, conflictos con los inquilinos deudores, destrozos del inmueble, entre otros.

Por todo lo anterior, y otros factores críticos, nació LARES, la primera compañía chilena que democratiza la inversión inmobiliaria.

  • No es necesario endeudarse. Desde CL$500.000 puedes comenzar a invertir en una propiedad.
  • Puedes diversificar la inversión participando en más de un inmueble y no entregando todos los recursos en una sola propiedad.
  • Las expectativas de rentabilidad no fluctuarán ni sufrirán recortes por contextos imprevistos. Eso lo hacemos en LARES por ti, con el aval de que los proyectos que finalmente aparecen en la plataforma han sido estudiados en detalle y filtrados, de acuerdo a su rentabilidad, plazo de retorno, entre otras variables.
  • No te obliga a pagos extras, ya que todos los gastos e incluso eventualidades están contempladas en el monto de financiamiento de cada proyecto.
  • No pierdes tiempo en trámites burocráticos (notarios o registros en el conservador), LARES también se encarga de eso.
  • Y lo más importante: ahora SÍ puedes ser el propietario real del inmueble sin el riesgo de que te lo hipotequen.

 

Si quieres conocer más sobre Lares puedes leer https://lares.cl

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *