Crowdfunding (o Inversión en grupo) inmobiliario: en este tipo de inversión puedes participar sin créditos ni altos pie, para inversiones de bajo monto entre $500.000 y $30.000.000. Son operativamente comparables a un depósito a plazo, sin embargo, es entre 4 y 6 veces más rentable, son inversiones con un plazo de retorno entre 1 y 2 años y tenemos de 2 tipos:


  • Construcción: consiste en la compra de un terreno, construcción de una propiedad y por último venta, el retorno y rentabilidad se obtienen solo luego de la venta.

  • Renta: consiste en la compra y arriendo de departamentos, los cuales generan utilidad todos los meses. En este caso la ganancia viene por arriendo y posteriormente por la venta, la cual genera utilidad gracias a la plusvalía, el valor de la propiedad será mucho más alto que el de compra. Solo financiamos departamentos con alto potencial de plusvalía.

Algoritmo inmobiliario para invertir en una propiedad propia: con las asesorías de Lares creadas gracias al Algoritmo Inmobiliario, identificamos las mejores propiedades para invertir, puedes acceder a la mejor alternativa de renta inmobiliaria (compra para arrendar) del mercado, o a las propiedades que se venden más económicas, en relación a su valor de mercado (y tasación).

Creamos algoritmos que analizan y comparan alrededor de 50.000 propiedades diariamente y son capaces de identificar las propiedades disponibles más rentables del mercado.

Creamos algoritmos que analizan y comparan alrededor de 50.000 propiedades diariamente y son capaces de identificar las propiedades disponibles más rentables del mercado.


Está enfocado en personas que quieran adquirir una propiedad como inversión. Gracias al Algoritmo Inmobiliario, identificamos las mejores propiedades para invertir, puedes acceder a la mejor alternativa de renta inmobiliaria (valor de arrendar de acuerdo al valor de tu propiedad), o a las propiedades que se venden más económicas, en relación a su valor de mercado (y tasación).


Con LARES puedes invertir en los mejores proyectos inmobiliarios, con un bajo monto de inversión, te damos acceso a excelente rentabilidad con un bajo riesgo. Además, al presentar múltiples oportunidades de inversión podrás construir tu propia cartera y diversificar tu inversión.

Se entiende por renta inmobiliaria un modelo de negocio en el cual se adquiere una propiedad para luego mantenerla en arriendo, percibiendo así un monto mensual que inicialmente cubre los dividendos de la propiedad “pagándose sola”, dejando en algunos casos un margen de ganancia. Una vez se completa el pago de la vivienda, el arriendo se percibe totalmente como ganancia. Lo más común es que se compren departamentos en verde para poner en arriendo.

En primer lugar, inviertes en un bien tangible, tu propiedad, que gana valor gracias a la plusvalía con el paso del tiempo. En Chile, el sector inmobiliario es estable y siempre activo, además, las existe una alta demanda para arrendar propiedades, así que no debes preocuparte por que tu propiedad no se arriende. Otro beneficio es que tendrás un ingreso mensual una vez pagada la vivienda, o puedes venderlo si prefieres.

La rentabilidad anual es el beneficio o utilidad que se percibe en el transcurso de un año. En particular, para el caso de renta inmobiliaria, es la fracción del precio por el que se compra la propiedad, que se recupera con las ganancias recibidas de arrendar la propiedad por un periodo de 12 meses.

La renta anual se calcula como, el monto de arriendo mensual multiplicado por 12 (un año), dividido en el valor por el que se compró la propiedad, expresado en porcentaje. Por ejemplo, un departamento que se compra por $50 millones y se arrienda por $300.000 mensual, da una renta anual de 7,2%.

No todo es perfecto. Para comprar tu propiedad propia necesitas un muy alto ahorro, o por lo menos el pie de 10% y coapacidad de crédito. Otra factor desfavorable es el tiempo de retorno de la inversión, ya que si vendes tu propiedad en menos de 3 años es probable que no pierdas parte de ti inversión, por los intereses del crédito, seguros, costo de prepago, etc.

Debes ser sujeto de crédito y tener un ahorro de 10% del valor de la propiedad que quieras adjudicarte. Puedes compras la propiedad con crédito hipotecario, o bien, tener el dinero para comprar al contado.

La rentabilidad se define como la relación entre las ganancias y el capital invertido, cada proyecto tiene una rentabilidad calculada y transparentada en el detalle del proyecto.

En el caso de las construcciones, la rentabilidad viene principalmente del valor agregado de la construcción. Así es, comprar un terreno y construir una casa es más económico que comprar una casa previamente construida.

La plusvalía es el aumento del valor de las propiedades en el tiempo, y este factor también aporta a la utilidad generada al momento de la venta del proyecto.

Dependiendo del monto recaudado y uso del capital, el monto recaudado para la inversión estará en un fondo mutuo money market, el que generará rentabilidad mientras los fondos no se utilicen en el proyecto.

Esto no aplica a todos los proyectos, ya que por ejemplo en el caso de proyectos de Crowdfunding de Renta, casi todo el monto recaudado se gastara al inicio en la compra de la propiedad.

Prueba suerte como corredor de propiedades con tus amigos, conocidos o portales de propiedades. Como inversionista tendrás la oportunidad de vender el proyecto "en verde", un tiempo antes de que se termine, si trae al comprador ¡GANAS EL 1% DEL PRECIO DE VENTA!, sumado al retorno de tu inversión.

Las tasas de éste tipo de instrumentos financieros son muy inferiores a las del mercado inmobiliario. Los proyectos de Lares sin entre 4 y 6 veces más rentables. Por otro lado, una alternativa muy rentable pero de alto riesgo son los fondos mutuos accionarios, contraste al mercado inmobiliario que se caracteriza por su estabilidad.

Si el proyecto no llega al 100% de financiamiento al cumplirse todos los plazos, puedes retirar tus fondos sin ningún costo o reinvertir tu capital en otro proyecto de LARES.
En el caso de retirar los fondos, no tendrás ninguna pérdida o ganancia sobre tu inversión.

Pueden existir atrasos en la construcción, venta, trámites crediticios del comprador, etc. Sin embargo, estos atrasos solo tienen impacto en el plazo de retorno, pero no en tu rentabilidad.


Todo contrato de construcción considera un monto de imprevistos, por lo cual es una variable que está incluida antes de calcular la rentabilidad de los proyectos.


Una de las claves de las oportunidades que ofrecemos es el precio de venta, por lo cual nos aseguramos, con un análisis exhaustivo que incluye información histórica de la plusvalía del sector en UF/mt2 y de referentes en ventas.


Estamos tan interesados en la rentabilidad como tú. Generamos ingresos de la utilidad, es decir, ¡si tú no ganas, nosotros tampoco!


Tu inversión está ligada y respaldada por el proyecto inmobiliario que tú eliges. El inmueble y todo el desarrollo inmobiliario está a nombre de una SpA (Sociedad por Acciones) única para cada proyecto, de la que tú eres parte a través de tus acciones. Por tanto, no hay fondos ni pérdidas, sino un inmueble físico, del cual eres propietario. Este es el beneficio de invertir en “ladrillos”.

Existen dos instancias de documentación:


  • Antes de completar el financiamiento, existe un contrato que deja constancia de tu aporte al proyecto específico de tu interés.

  • Después de completar el financiamiento, tu aporte se materializa en acciones de la SpA creada para el proyecto específico. En el contrato de compra/venta de acciones se específica el capital que aportas como socio partícipe, determinando el porcentaje total que te corresponde.

  • Eres propietario del inmueble asociado al proyecto. Tu participación en LARES es en activos frente a bancos u otras instituciones financieras.

    En particular, los riesgos del mercado inmobiliario son bastante bajos, los proyecto de renta se basa en la compra de un bien tangible.


    En cuando a los proyectos de construcción existe riesgo de imprevistos, los cuales compensamos con un fondo de reserva y nuestra experiencia de años en construcción.


    El principal riesgo de este tipo de mercado son los plazos: atrasos en la construcción, en la venta, demoras en trámites crediticios del comprador, etc. Todo esto tiene impacto en el plazo de retorno, pero tu rentabilidad se mantiene intacta.

    La regla de oro es diversificar, si diversificas tu cartera y distribuyes tu dinero en diferentes proyectos minimizas el riesgo. Como en LARES cada proyecto es independiente del resto, puedes hacer varias inversiones menores en distintas oportunidades, resguardando tu capital en caso de que un proyecto puntual no cumpla con las expectativas, o bien, puedes invertir todo en un solo proyecto. ¡La decisión es tuya!.

  • Ser mayor de edad
  • Tener RUT chileno
  • Tener una cuenta bancaria en una institución financiera de Chile
  • No nos importa tu DICOM, capacidad de crédito, nivel de deuda, ni profesión. Cuando hablamos de democratizar el acceso al mercado inmobiliario, es en serio.

    Tenemos 3 tipos de proyectos, los cuales se diferencian en la forma de inversión inmobiliaria. A continuación los detallamos

    Oportunidad Rentabilidad(*) Descripción Fuente de rentabilidad
    Renta 10% anual Inviertes en un proyecto específico, previamente estudiado. Una vez financiado el monto, compramos el departamento (en verde, blanco o entrega inmediata), dependiendo de los tiempos de entrega, lo arrendamos uno o dos años y luego vendemos.
    1. Arriendo
    2. Plusvalía
    Construcción 10% anual Inviertes en un proyecto específico, previamente estudiado considerando el tipo y tamaño de construcción más rentable para la zona. Una vez financiado el monto, compramos un terreno, construimos la vivienda y vendemos.
    1. Valor agregado de la construcción
    2. Plusvalía
    Algoritmo inmobiliario hasta 8% anual en renta Invirtes en una propiedad propia como inversión, con nuestar ayuda puedes comprar una propiedad que genera hasta 8% de rentabilidad anual, solo por el arriendo.
    1. Propiedad de alta renta
    2. Propiedad con un valor de compra menor al de mercado
    3. Plusvalía
    (*) La rentabilidad esperada de los proyectos son calculadas de acuerdo a estudios internos y de asesores inmobiliarios externos, pueden estar sujetos a variaciones durante la ejecución del proyecto.

    Así como en conciertos y pasajes de avión, en LARES cuando eres de los primeros te premiamos. Cuando inviertes en un proyecto, lo que haces en la práctica es comprar acciones:


  • Acciones Tempranas: el primer grupo de acciones que vendemos son más económicas para incentivar el financiamiento inicial, lo cual hace tu inversión más rentable.
  • Acciones Pro: te premiamos por invertir en grande. Ya que compras una gran cantidad de acciones las adquieres a un precio más económico, lo cual hace tu inversión más rentable.
  • Acciones Super-Pro: Este tipo de acciones son mucho más económicas y aplica solo en algunos proyectos, es para inversiones sobre $20.000.00. Si un proyecto tiene rentabilidad de 15% con acciones Super-pro sería alrededor de 20%.
  • Acciones Normales: son acciones con rentabilidad Normal, lo cual no es poco, todos nuestros proyectos tienen una rentabilidad normal cercana al 10% anualizado.
  • LARES es el gestor del proyecto mientras tú participas a través de la suscripción de acciones. Nosotros nos encargamos de toda la gestión del proyecto y te mantenemos al tanto de su estado de avance.

    Enviaremos la información de los avances a tu correo. Además, puedes encontrar más detalles de los avances en la ficha de cada proyecto dentro de la plataforma, en la "línea temporal".

    En LARES te apoyamos con el rescate de tu dinero en caso de que lo necesites antes del cierre del proyecto. Como tú inversión se materializa en acciones, ofreceremos tus acciones a otros inversionistas.


    Lamentablemente los retiros anticipados son manejados de manera manual e interna, por lo cual tiene un costo administrativo: generar el documento, enviarlo a ambos interesados, hacer la transferencia de acciones y efectivo, y finalmente validar el cambio ante el SII, por lo cual tiene un costo de 1 UF para el vendedor y 1 UF para el comprador (UF a la fecha de la soliitud del retiro anticipado). Este cobro es fijo, independientemente del monto de la inversión.

    El ciclo de inversión de cada proyecto está especificado en la descripción de este, y varía de 18 a 36 meses. Esto depende del momento en que se vende la propiedad.


    En el caso particular de la compra/venta de departamentos, si lo deseas, puedes recibir la rentabilidad del arriendo cada 3 meses.

    Al conseguir el monto total de financiamiento para un proyecto y ya formalizada la incorporación de todos los accionistas, LARES procede a su ejecución. En el caso de la compra en etapa temprana de un departamento, este proceso consiste en términos generales en:

    • Pago del pie y documentación de la compra del inmueble
    • Arriendo de la propiedad
    • Venta del departamento
    • Disolución de sociedad, devolución de capital aportado y repartición de utilidades

    En el caso de financiamiento de un proyecto de construcción, el proceso es el siguiente:

    • Compra del terreno
    • Obtención de permiso de edificación
    • Construcción del inmueble
    • Obtención de recepción final
    • Control y seguimiento de la construcción
    • Venta de la propiedad
    • Pago de utilidades y del capital aportado a los socios
    • Disolución de sociedad

    Analizamos cuidadosamente cada oportunidad, escogiendo sólo las zonas y proyectos con mejor proyección, podrás revisar un resumen de esta información en la ficha de cada proyecto.


    Podrás encontrar información más detallada en la sección anterior "Riesgos y garantías".

    Como en toda inversión existen riesgos, pero en éste caso son bastante bajos, ya que se basa en la compra o construcción de un bien tangible del cual eres propietario a través de tus acciones. Con tu aporte eres dueño, parcialmente, de un inmueble real que puedes visitar o ver a través de la plataforma.


    El principal riesgo de este tipo de mercado son los plazos: atrasos en la construcción, en la venta, demoras en trámites crediticios del comprador, etc. Todo esto tiene impacto en el plazo de retorno, pero tu rentabilidad se mantiene intacta.

    En LARES evaluamos cada proyecto y seleccionamos los más interesantes y con mayor potencial comercial para su financiamiento en la plataforma. En nuestro equipo contamos con gente especializada y con amplia experiencia en el rublo. Además, dependiendo del tipo de proyecto también nos apoyamos de informes de evaluación de una empresa externa. En el detalle de cada proyecto, puedes acceder a gran parte de la información de referencia usada para la evaluación del proyecto, incluso a los costos asociados al proyecto. Con esta evaluación se obtiene la rentabilidad esperada de los proyectos publicados.

    Pueden existir atrasos en la construcción, venta, trámites crediticios del comprador, etc. Sin embargo, estos atrasos solo tienen impacto en el plazo de retorno, pero no en tu rentabilidad.


    Todo contrato de construcción considera un monto de imprevistos, por lo cual es una variable que está incluida antes de calcular la rentabilidad de los proyectos.


    Una de las claves de las oportunidades que ofrecemos es el precio de venta, por lo cual nos aseguramos, con un análisis exaustivo que incluye información histórica de la plusvalía del sector en UF/mt2 y de referentes en ventas.


    Estamos tan interesados en la rentabilidad como tú. Generamos ingresos de la utilidad, es decir, ¡si tú no ganas, nosotros tampoco!.

    En LARES solo ganamos si tú ganas. Tenemos un sistema de comisiones mixto, al inicio del proyecto cobramos un costo operativo entre el 2% y 5% del monto de financiamiento, si el proyecto no se financia no hay cobros ni comisiones, puedes retirar por completo tu abono de inversión o reinvertir en otro proyecto. Luego al final del proyecto, cobramos entre un 10% y 15% de la utilidad, es decir, mientras más rentable sea el proyecto más ganamos TODOS. Todo queda definido antes de la etapa de financiamiento.

    No, todas las rentabilidades mostradas en los proyectos incluyen la comision de LARES, además nuestra comisión se cobra sobre la utilidad de cada proyecto, por lo cual solo ganamos si tu ganas.

    Luego de la activación de un proyecto debemos incurrir en gastos operativos para el levantamiento y desarrollo del proyecto, para ello utilizamos entre un 2% y 4% del monto de financiamiento. Cada proyecto es diferente y su costo operativo también, todo queda definido antes de la etapa de financiamiento.

    Los gastos operativos de cada proyecto son:

    1. Tasación del proyecto
    2. Trámites legales de la sociedad
    3. Contabilidad mensual y anual
    4. Administración y gestión del proyecto
    5. ITO - inspector técnico de obra (solo proyectos de construcción)
    6. Trámites legales de la venta
    7. Comisión de corredora de propiedades, o Bono de venta en caso que tu consigas comprador
    8. Trámite de pago de utilidad a accionistas
    9. Administración y gestión del arriendo (solo proyectos con arriendo)