Reportaje La Cuarta: “Fórrese vendiendo casas ajenas”

Reportaje La Cuarta: “Fórrese vendiendo casas ajenas”

El mundo del corretaje de propiedades ha cambiado gracias a la tecnología, abriendo paso a que gente normal entre al negocio. De hecho, sólo por compartir avisos, usuarios pueden ganar hasta el 0,3% del total de una venta.

La tecnología lo transforma todo, principalmente en función del ahorro de tiempo, dinero y la comodidad de los usuarios, y el corretaje de propiedades no podía quedarse sin su versión más digital.

Que vender una casa es un cacho, claro que sí. Ver que su anuncio pasa sin pena ni gloria en un mar de propuestas genera angustia y decepción, sobre todo cuando el plan siempre es desprenderse pronto del bien raíz. Para estar a la altura de ese desafío, hay un par de plataformas que están poniéndose a tono con esta nueva era.

Una de ellas es “IsBast”, servicio nacional que reemplaza a los lentos sistemas tradicionales de venta y sus altos costos en comisión, permitiendo realizar todo el trámite en línea. Este sistema tecnológico guía al comprador y vendedor paso por paso a través de una interfaz amigable, que envía notificaciones durante todo el proceso.

Basta con realizar el registro e ingreso desde un computador o smartphone, y ya se está a pasos de vender la propiedad. Además, cuenta con características como un único pago a realizar por concepto de honorarios, con la promesa de que “sólo pagas si vendes”, con un máximo de 60 días de plazo.

“Entendemos que vender una casa puede ser lento y costoso, por eso, quisimos fijar un valor sin pagar comisión de venta, realizando todo el proceso en un mismo lugar. Sentíamos que una herramienta así faltaba en nuestro país”, expresa Jaime Ulloa, director ejecutivo de “IsBast”.

Usted igual puede

Otra aplicación chilena que le da un “F5” al corretaje de propiedades es Openhaus.cl, que incluso va más allá, pues abre la puerta a nuevos actores, aunque estos ni siquiera tengan relación con la propiedad que está en venta ni experiencia en este rubro.

Esta startup promueve una innovadora forma de vender propiedades de manera colaborativa, haciendo todo más rápido y barato. “Queremos que una persona al vender una propiedad no tenga sólo un ejecutivo que busque al posible comprador, sino que tenga 10, 30 ó 100 personas ofreciendo el inmueble. De esa forma la venta será mucho más ágil”, explica Gonzalo Asenjo, quien junto a Cristóbal Asenjo dieron vida a esta plataforma.

El gran brillo acá es que todos ganan: quien encuentra al comprador (el que refiere una propiedad) y el propietario (vendedor). “Además de una venta rápida, queremos que sea más económica. Por esa razón, sólo se cobra 1% a quien vende, a diferencia de las corredoras tradicionales que exigen un 2%. ¿Lo mejor? Las personas podrán referir a posibles compradores sólo ingresándolos a nuestro sitio web. Y si uno de esos referidos es finalmente quien compra la propiedad, la persona que lo refirió obtendrá 0,5% del precio de venta”, profundiza Asenjo.

También se pueden referir propiedades que estén en venta para que formen parte de la cartera de Openhaus.cl. Luego, cuando se venda la propiedad, la persona que dio la información obtendrá un 0,3% del precio de venta.

Revisa el reportaje en el siguiente enlace: https://www.lacuarta.com/cronica/noticia/forrese-vendiendo-casas-ajenas/389831/

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *