Propiedad nueva o usada, ¿cuál elegir para inversión?

Propiedad nueva o usada, ¿cuál elegir para inversión?

No sólo el valor es trascendente, sino también la rentabilidad y los beneficios que entrega cada opción. Lo fundamental es la información y la comparación entre ambas alternativas, aseguran los entendidos.

Comprar una propiedad nueva o usada, es una de las principales inquietudes de un inversionista. Si bien, la mayoría de las personas prefieren comprar algo nuevo, ojalá en verde por los precios, los expertos aseguran pueden ser más convenientes las propiedades usadas. No sólo por sus precios, sino también porque son más rentables. “Las principales razones por las que un departamento usado es más rentable que uno nuevo, es que en iguales condiciones los nuevos siempre serán más costosos. Sin embargo, si el objetivo es el arriendo los valores de los usados o nuevos en el mismo sector, será prácticamente el mismo, si el departamento usado tiene menos de 5 años”, asegura Cristóbal Asenjo, Co-fundador de Lares.

Cristóbal Asenjo además destaca otras diferencias:

  1. Espera: Los departamento usados se entregan inmediatamente, a diferencia de los nuevos que siempre implican algún tipo de espera
  2. Precio: El de uno usado, con las mismas características, siempre será menor. Los nuevos sufren una desvalorización en el primer año luego de la entrega, al igual que los autos al comprarlos nuevos y sacarlos del concesionario. De esa forma, para el comprador es más conveniente adquirir un inmueble usado, ya que para el mismo programa, dimensiones y sector el usado será más económico.

“Ojo que con el usado de más de 5 años, por el mismo valor de uno nuevo, se podría comprar un departamento más grande y con mucho mejor arriendo”, explica Asenjo.

  1. Negociación: A diferencia de las propiedades nuevas, los departamentos usados tienen de contraparte a personas particulares, por lo que los valores son mucho más negociables, pudiendo hacer la transacción aun más rentable.
  2. Periodo de prueba: Los departamentos usados ya tuvieron un periodo de prueba. Todos los problemas que podría haber tenido la construcción o terminaciones, ya fueron resueltos.
  3. Ingreso inmediato: En muchos casos los departamentos usados ya están arrendados, por lo que luego de la venta no hay que incurrir en gastos de corretaje para encontrar arrendatario.
  4. Tamaño: En general los departamento más antiguo son más grandes, en igual tipo de programa, por ejemplo 2D1B.

“Otros factores a tener en cuenta en la rentabilidad de una propiedad, es si tiene vacancia. Los más pequeños siempre se arriendan más rápido, y tienen mejor conectividad, más cercano al metro y avenidas principales. Por otro lado, hay comunas que tienen mejor crecimiento en densidad poblacional, por lo que tendrán más demanda (como Santiago, Independencia y Estación central)”, explica Asenjo.

Si se está en busca de una propiedad para comprar, Lares lanzó un nuevo servicio de asesorías que utiliza BigData. “Lo usamos para extraer toda la oferta online de portales de propiedades. Y asimismo, algoritmos de comparación para encontrar las que tienen mejor relación: bajo precio de venta y alto arriendo, ubicadas en lugares con vacancia mínima y alta plusvalía, es decir, Oportunidades inmobiliarias”, concluye.
Para más información visitar el sitio web: https://lares.cl/asesorias.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *